Algunos conceptos que se utilizan en el mantenimiento de la piscina resultan un poco confusos, pues parecen muy técnicos. ¡No te preocupes! Por eso creamos este blog para facilitarte la vida. 

Un tratamiento de choque se logra aumentando la dosis habitual de cloro para desinfectar y aclarar la piscina.

Es comun aplicarlo en piscinas que han estado sin uso ni mantenimiento por mucho tiempo, cuando el agua esta muy sucia por factores externos como tormentas o mucho trafico, o simplemente por prevención cada cierto tiempo para evitar la proliferación de algas y otros organismos que pueden producir malos olores, color verde en el agua de la piscina y enfermedades a los bañistas.

Cuando realices este procedimiento nadie debe usar la piscina para evitar irritaciones en la piel y ojos, además te recomendamos hacerlo en la noche para evitar que se evapore el cloro.

¿Cómo realizar un tratamiento de choque?

  1. Recoge todos los residuos orgánicos del fondo y la superficie.
  2. Ajusta el pH con elevador (Soda Caustica en escamas 98%) Disminuidor de Ph, según sea el caso. Recuerda que el ph debe estar siempre entre 7,2 y 7,6, para que el tratamiento de choque sea efectivo.
  3. Una vez esté verificado el pH se debe aplicar tres veces la dosis normal del Cloro Granular 90% según las indicaciones del fabricante. Poner a recircular el agua de la piscina a través de los filtros y luego hacer la limpieza normal de la piscina.
  4. Comprueba nuevamente el pH. 

Espera entre 8 y 24 h horas antes de volver a utilizar la piscina.

¿Qué tal te parecen estos consejos? Nos encantaría saber lo útiles que te han sido. Escríbenos en los comentarios y compártelos con tus conocidos.

Fuente: Químicos JM

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *