En los últimos años la meditación se ha convertido en una práctica más popular, pues varios estudios han demostrado que reduce el estrés y el riesgo de contraer enfermedades, mejora el bienestar de cada individuo y logra un cerebro reconectado. 

Muchos creen que la meditación tiene que ver únicamente con adquirir una postura , poner la mente en blanco y aislarse del mundo. Realmente es mucho más que eso.

Meditar es, ante todo, una acción interior de atención. Se puede hacer mediante un mantra, generando vibraciones sonoras en el cerebro. O se puede meditar a través de la danza.Existen tantas posibles técnicas de meditación como individuos en el mundo. Pero hay algo que las atraviesa a todas: la respiración. Manteniendo la conciencia en ella, se genera de inmediato una mayor atención sobre el cuerpo y la mente. Y de eso, en el fondo, es de lo que se trata la meditación: generar una mayor atención, una mayor conciencia de lo que pasa en el interior.

Encuentra un espacio acogedor y silencioso, enciende velas aromáticas y toma la postura en la que te sientas más cómodo. Luego respira profundamente en varias ocasiones. Puedes iniciar con 5 minutos de duración, lo ideal es que lo practiques todos los días preferiblemente en la mañana para recargar tu día con mucha energía positiva

Te invitamos a compartir esta información con quien creas le sea útil.

Fuente: Revista Semana.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *